14 nov. 2016

SORPRESA PARA EL MICO DE NOCHE EN EL DOSEL DEL BOSQUE SECO



El sendero para observar la actividad de la fauna nocturna en el dosel del bosque seco, nos sorprendió con un enorme güio o mitao (Boa constrictor), arborícola, al acecho del mico de noche (Aotus lemurinus) a 10 metros de altura en la copa de los árboles de diomate (Astronium graveolens).

Entre la curiosidad y el miedo, el mico de noche reconoció a tiempo su enemigo a pesar del perfecto camuflaje del reptil.