8 oct. 2010

CECÍLIDOS, ANFIBIO EXTRAORDINARIO EN LA RESERVA

Las lluvias intensas hacen salir estos extraordinarios anfibios de sus madrigueras subterráneas y desafortunadamente son presa fácil de los predadores; en otros casos los campesinos las confunden con culebras venenosas y las matan.

Parece más una lombriz de tierra o una culebrilla, en realidad se trata de un inofensivo anfibio desprovisto de patas, pertenece a la familia Caeciliidae, del Orden Gymnophiona o Apoda. Localmente las denominan "ciegas" o "anguilas". No se si esta foto (arriba) trata de un juvenil o es una especie diferente a la imagen de abajo (muy afín a Caecilia tentaculata?), creo que son dos especies diferentes de cecílidos en la Reserva, lo que me deja gratamente sorprendido. En fin, dejo el problema para los expertos que me puedan ayudar.



Poco o nada sabemos de su ecología, mientras tanto su hábitat en el bosque seco de Melgar, desaparece rápidamente.

CÓMO PODEMOS SALVARLAS?
En primer lugar conocerlas bien, su ecología e historia natural y divulgarlo con amplio alcance popular; segundo, conservar y restaurar lo poco que queda de su hábitat natural y finalmente, trabajar con la gente local en su conservación. La Reserva dispone de alojamiento a los investigadores para hacer algo por estos extraordinarios anfibios.